Pendientes Damiani


De los pendientes de perlas, a los pendientes solitario de diamantes: elegantes variantes del lujo

Los primeros hallazgos arqueológicos de pendientes datan del tercer milenio antes de Cristo, cuando los usaban los hombres como símbolos de virilidad y audacia militar. Constantemente presentes como un detalle del atuendo, todos los pendientes, inclusos para mujeres, desaparecieron durante la Edad Media, pero volvieron a ponerse de moda durante el Renacimiento, época en la que volvieron sobre todo los pendientes de perlas. En el siglo XVII, se abandonó la moda de los pendientes de perlas y se dio paso a los pendientes de diamantes, con un rápido aumento del uso de esta gema en los accesorios. En general, los pendientes añaden luz a la cara; resaltan las expresiones y la intensidad tanto de la sonrisa como de la mirada. Gracias a esto, los pendientes de mujer son un elemento irremplazable de las colecciones de joyas de la Casa italiana, propuestos a menudo en elegantes aderezos: pendientes – anillo y pendientes – pulseras, o en aderezos más tradicionales: collar de colgante – pendientes, preciosos y enaltecidos con gemas para ocasiones más formales, con perlas, diamantes o decoraciones discretas para el día a día. Como todas las creaciones Damiani, los pendientes de mujer también tienen un diseño exclusivo, materiales de una gran calidad y excelente elaboración, disponibles en las distintas colecciones con diferentes interpretaciones y uso de materiales y gemas. Tradicionales pendientes de oro amarillo, blanco y rosa; originales pendientes de oro negro y marrón; los siempre actuales pendientes de perlas; los inolvidables pendientes con solitarios; modernos pendientes de mujer con preciosas gemas de colores; esenciales y muy elegantes pendientes de diamantes: con todas las combinaciones posibles de materiales y gemas, colgante, pendientes que realzan la cara de su dueña y poseen el poder de expresar lo mejor posible el estilo de cada mujer.

Pendientes solitario de diamantes: el glamour del lujo sofisticado y elegante


Desde la incorporación de esta moda en el siglo XVII, los pendientes solitario de diamantes se han encontrado entre las joyas preferidas por las mujeres de todos los tiempos. El modelo más sencillo de pendientes solitario de diamantes Damiani se basa en una sencilla gema preciosa en el lóbulo de la oreja y es la elección clásica, perfecta para cada circunstancia, elegante cuando es necesario y casual si se requiere, capaz de añadir luz e intensidad a la cara de la mujer que los porta. Cuando hablamos de los pendientes Damiani con diamantes, cabe recordar que esta preciosa y versátil gema, en la mayoría de las colecciones de la joyería italiana, embellece la joya de cualquier tamaño y engaste, para crear pendientes colgantes sublimemente ejecutados. Al igual que todas las joyas Damiani, también en la creación de pendientes, los diamantes son seleccionados por expertos y diferenciados según su pureza, dureza, brillo y excelencia en la ejecución. Pendientes solitario de diamantes: elegancia incontestable de una excelente combinación de oro y gemas preciosas, el eterno glamour del lujo sofisticado y elegante.
orecchini