Mimosa


Esta composición clásica se muestra delicada y armoniosa, como si fuera una flor tradicionalmente escogida para rendir homenaje a la mujer. Diamantes, zafiros, perlas y gemas son engastados sabiamente como pequeños capullos de un precioso bouquet, en un orden aparentemente casual, dando así volumen y armonía en tres dimensiones a la creación.