Swan


La soberbia elegancia del cisne ha sido fuente de inspiración para la diseño de la línea Swan. Una arquitectura refinada y lineal, que recuerda la época del estilo Liberty y destaca los tonos intensos y oscuros de las piedras. Una pulsera en forma de cinta ancha de oro bruñido, formada por dos alas en pavé de diamantes negros unidas por una gota de piedra de granate y completamente móvil, a fin de seguir el movimiento de la muñeca. Declinado también en dos pendientes con imponentes alas de diamantes negros y un anillo. Un anillo doble que se adapta a 2 dedos, es el que propone Damiani en colores blanco y negro con una gran piedra de granate central. Una versión más clásica del anillo individual, propone diamantes blancos y una gran esmeralda central y móvil con forma de gota.