Premios Internacionais de Damiani

Las joyas Damiani se caracterizan por una excelente calidad, reconocida a nivel internacional, y destacan por un diseño sublime, magníficas gemas, la excelencia de su manufactura y la elegancia que aportan a quien las luce. Cada joya toma vida gracias a la habilidad y la infinita pasión de maestros orfebres. La Maison ha recibido y sigue recibiendo prestigiosos reconocimientos italianos e internacionales y posee el récord, aún hoy invicto, de 18 Diamonds International Awards, los prestigiosos Óscar mundiales de joyería.

1976

SQUALO

El primer Premio Diamonds International a una joya Damiani se remonta a 1976, con el brazalete Squalo, ideado por Gabriella Damiani. Una joya de valor incalculable realizada en platino y oro amarillo que resplandecen gracias a un pavé de diamantes blancos y amarillos de la máxima pureza para un total 41,19 quilates. Su originalidad se debe al cierre en garra, el cual «muerde» con agresividad y elegancia el brazo.

1986

BLOODY MARY

María Tudor es la inspiración para esta suntuosa gargantilla que evoca las gorgueras de las prendas del siglo XVI. La representación de este valioso tejido se consigue con el difuminado del oro bruñido y del oro amarillo. 1121 diamantes talla brillante y baguette para un total de 87,98 quilates que recuerdan la trama de un bordado. Un trabajo que duró 12 meses y que ha permitido modelar el oro en forma de ondas en las cuales se han engastado las piedras, de este modo el metal parece delicado y suave como el lino.

1988

VULCANO

La esencialidad y la pureza de las líneas son las características fundamentales de este espléndido brazalete. Un diseño minimalista que resulta espectacular gracias al acabado pulido el cual crea superficies de magnífica luz. Vulcano ha sido realizado con 185 gramos de oro y 346 diamantes talla baguette para un total de 40,63 quilates.

1988

BERMUDE

Es pura luz, este anillo está compuesto por 30 diamantes talla baguette que se suceden en dos carriles, uno de platino y otro de oro amarillo, y que confluyen en un núcleo central sorprendente: un diamante triangular de la máxima pureza de 0,77 quilates

1988

SPAZIALE

Esta lujosa gargantilla se distingue por el contraste entre la riqueza de sus materiales y la pureza de sus líneas. Las tiras están realizadas en platino satinado y oro amarillo entretejido con 646 diamantes talla brillante y 476 diamantes talla baguette para un total de 106,6 quilates. ¿Una solución innovadora? El cierre, que abre en dos la gargantilla para que se pueda poner perfectamente.

1988

ONDA MARINA

Una luz diáfana como la de una preciosa ola, Onda Marina es un brazalete que se desarrolla en elegantes ondulaciones las cuales resplandecen con 644 diamantes talla brillante y baguette para un total de 30,25 quilates.

1990

PIOVRA

958 gemas puras para un total de 59,15 quilates. Realizado en platino y oro amarillo, el brazalete Piovra evoca el misterioso encanto de los océanos a través de sus superficies de ondulación variable, las luminosas líneas del metal, los reflejos de los diamantes y las sombras de la pizarra, cuyo insólito uso añade una seductora carga enigmática a esta joya.

1992

FLASH

De un relámpago de oro amarillo, de oro coloreado y platino, resplandeciente gracias a diamantes talla brillante y baguette, nace este imponente brazalete. 88,59 quilates de diamantes, 184 gramos de platino y 188,30 gramos de oro. Una magnífica expresión de fuerza y vitalidad.

1992

CARESSE

Diamantes puros engastados en 17,30 gramos de platino y 10,20 gramos de oro amarillo emanan una luz diáfana en el anillo Caresse. Los diamantes talla baguette se suceden en torno al diamante triangular central de 0,70 quilates, punto de encuentro de la luz de la joya: el efecto final es como una caricia suavemente envolvente y luminosa.

1994

FIREWORKS

El platino y el oro rosa forman una doble ondulación que se desarrolla hacia lo alto. El suave movimiento de este anillo resplandece con 392 diamantes, para un total de 14,57 quilates de gemas purísimas, las cuales inundan de luz todas las perspectivas desde las que se puede observar esta magnífica joya.

1994

BLOW BALLS

Es una trama de tiras de platino, oro rosa y oro amarillo. Es un juego cromático iluminado por la blanca luz de 280 diamantes. Es la armonía de formas semiesféricas sabiamente construidas en la alternancia de llenos y vacíos. Son unos maravillosos pendientes que un refinadísimo trabajo de orfebrería ha convertido en algo delicado como un soplo y ligero como el encaje.

1994

HONG KONG LIGHT

Esta espectacular gargantilla creada por Giorgio Damiani está compuesta por una serie de elementos triangulares, ligeramente abombados, que alternan platino, oro amarillo y oro rosa. En ellos se alinean 1450 diamantes redondos talla brillante para un total de 49,64 quilates. De este modo nace una magnífica joya que transforma una arquitectura compleja en una envolvente profusión de luz.

1994

NIGHT AND DAY

Una única lámina de oro amarillo, con un peso de 413,7 gramos, acoge una complicada elaboración con esmalte azul. Sobre esta preciosa bóveda celeste brillan estrellas en relieve en oro amarillo y blanco y embellecidas con 659 diamantes para un total de 20,92 quilates. Cada astro ha sido realizado por separado y se ha unido al brazalete mediante un elaborado sistema atornillado.

1996

SAHARA

Sahara son unas dunas en movimiento que se encrespan. Es luz que brilla entre espejismos. 288,50 gramos de oro y 1865 diamantes, fantasía creadora y calidad gemológica: estas son las virtudes que hacen de Sahara un brazalete único.

1996

BLUE MOON

La luna ha inspirado a Silvia Damiani para la creación de estos preciosos pendientes dedicados a la temática del sueño. En la parte metálica, de oro amarillo, brillan 13,19 quilates de diamantes, montados en oro blanco, que parecen suspendidos en el vacío y crean un juego de claroscuros que evoca las manchas lunares y sugiere una idea imaginaria de profundidad.

1996

TWINS

Espectacular anillo de oro amarillo, ondulado  con una doble banda de 118 diamantes puros talla baguette, para un total de 8,3 quilates. Su particularidad consiste en el carácter tridimensional del anillo, en cuyo lateral presenta también diamantes engastados realzando así el maravilloso efecto de una onda.

1998

THE WHEEL

Suntuoso brazalete realizado en oro amarillo y que resplandece con 380 diamantes talla baguette para un total de 40,67 quilates. Un diseño moderno y esencial, un motivo ornamental que alterna en damero el oro y los diamantes.

2000

EDEN

Seducción, fascinación, feminidad: estas son las sugestiones que han inspirado a Giorgio Damiani para la creación de Eden, un brazalete que envuelve el brazo de luz y feminidad. Realizado con unas 800 horas de elaboración de oro blanco y con 900 diamantes talla brillante para un total 95,01 quilates.