La representación del Made in Italy en el mundo

«La historia de las joyas Damiani es la de una familia italiana muy vinculada a la tradición y con pasión por el arte de la orfebrería. En familia, diseñamos y realizamos joyas de gran valor, únicas, desde hace tres generaciones. Desde nuestra infancia, hemos asistido a la creación de joyas y a la transformación de diamantes y piedras preciosas, aprendiendo a amar una profesión y sus secretos incluso antes de comenzar a trabajar en la empresa.

Creo que las razones de nuestro éxito son una marcada identidad, una gran habilidad manufacturera y un diseño original, todo ello impulsado por una gran pasión.

Guido Damiani

La tradición que se manifiesta en todas nuestras joyas representa una herencia única, marcada por la pasión y la atención a los detalles, de la que estamos muy orgullosos y la cual desearíamos transmitir a nuestros hijos. Es una filosofía que compartimos y que da vida a nuestras creaciones, aún hoy hechas a mano en Italia una a una.»

Guido Damiani

Una historia de familia

Damiani nace en Valenza Po en 1924, en el corazón del barrio dedicado a la orfebrería, fundada por su precursor Enrico Damiani. Gracias a su habilidad como maestro orfebre, Enrico se convierte, en poco tiempo, en el joyero al que se acuden las grandes familias de la época para la realización de piezas únicas: auténticas obras maestras de refinada maestría. En 1934, nace Damiano Damiani, hijo de Enrico, que empieza un proceso de potenciación industrial y de expansión comercial y promueve la investigación a nivel de diseño y la innovación técnica, todo lo cual marcará profundamente la evolución empresarial. Las joyas Damiani adquieren cada vez mayor notoriedad gracias también a la idea, revolucionaria en aquella época, de garantizar el precio a los clientes y crear catálogos de todas las colecciones. A principios de los años 90, entra a formar parte de la empresa la tercera generación: Silvia Damiani se ocupa de la compra de perlas y supervisa la comunicación mientras su hermano Giorgio se dedica a la exportación. Guido trabaja en Tel Aviv con los mejores encargados de seleccionar diamantes de las principales empresas mundiales hasta 1994, año en que se convierte en Director de Ventas en Italia.

Nuestra trayectoria ha sido especial, porque hemos tenido la fortuna de poder aprender el oficio junto a nuestro padre, un hombre visionario y lleno de talento.

Guido Damiani

En 1996, Damiano Damiani fallece, víctima de un accidente, y la gestión de la empresa, donde trabajan ya 200 empleados, pasa definitivamente a manos de su mujer y sus tres hijos. Hoy en día, Gabriella Damiani es Presidenta Honoraria, Guido es Presidente, Silvia y Giorgio Vicepresidentes. Al final de los años 90, de empresa familiar, Damiani pasa a ser una realidad empresarial cada vez más internacional y, en 2007, se consolida como una de las empresas Made In Italy más prestigiosas cotizando en la Bolsa de Milán.

Tradición

Guido, Giorgio y Silvia Damiani han visto crear joyas y comprar piedras preciosas desde su más tierna infancia. Cuando era pequeña, volviendo del colegio, Silvia se detenía en el taller de sus padres y allí, cada día, cogía lo que ella llamaba «el caballito verde»: un broche de oro, diamantes y esmeraldas. Se ponía la joya en el vestido y se miraba satisfecha en el espejo. Hasta la elección del lugar de vacaciones se realizaba en función de visitas a grandes vendedores de piedras preciosas en los cuales se aprovisionaba su padre. Los hermanos Damiani han sabido mantener la altísima calidad del diseño y de la elaboración manual de sus joyas, que siguen realizándose en la fábrica de Valenza, y continúan comprando diamantes, piedras preciosas y perlas a los hijos de los proveedores de su padre.

Para narrar una historia y crear es necesario saber.

Silvia Damiani

Diseño

El estilo Damiani, moderno e innovador, hace que cada una de sus creaciones sea exclusiva e inconfundible. Damiani es la única empresa del mundo que ha recibido 18 Diamonds International Awards, los Óscar mundiales de joyería. A estos reconocimientos, se añaden otros muchísimos premios entre los que se encuentran dos Tahitian Pearl Trophy, un Haute Couture Design Award, un Vogue Joyas, diversos premios en el ámbito empresarial y otros tantos en el de la comunicación.

Gracias a Damiani y a una línea de joyas llamada Maji, hemos podido realizar pozos de agua potable en aldeas y escuelas africanas.

Sharon Stone

Ética

Los hermanos Damiani saben que tienen una deuda con la naturaleza. Lo han aprendido de su padre, al cual le encantaba repetir: «La naturaleza nos regala cosas bonitas, nuestro trabajo es hacerlas aún más bonitas». Por este motivo, la familia Damiani ha querido impulsar un proyecto internacional a favor de poblaciones africanas, comprometiéndose en primera persona para ofrecer ayuda concreta a las personas que viven cerca de las minas de diamantes. A partir del verano de 2011, con el proyecto «Clean Water», en apoyo de la asociación sin ánimo de lucro Drop in the Bucket, Damiani ha financiado la construcción de más de 70 pozos de agua. Entre las iniciativas más recientes está «Damiani for Japan», con el fin de reunir fondos para apoyar a las mujeres de las áreas afectadas por el terremoto y el tsunami de 2011, intervenciones de apoyo a las poblaciones italianas afectadas por los terremotos en Emilia-Romaña e Italia Central y ayuda tras el terremoto de Nepal.